Cuando se inoculó  la fotografía en mi interior

April 01, 2017  •  Dejar un comentario

Cuando se inoculó  la fotografía en mi interior quede atrapado en un mundo del  cual me era difícil deshacerme, era como una especie de droga. Recuerdo un día haciendo unas fotografías a unos jóvenes como yo inyectándose heroína , eran los años setenta, principios de los ochenta (aquí en el País Basko en esa época mucha juventud cayó en esa trampa, había un desconocimiento total del tema) le pregunté a uno de ellos que qué era lo que sentía, la contestación me dejó perplejo, esto es estar en el cielo.

Mientras, yo estaba en un vía crucis intentando subir al cielo con mis fotografías, hacía fotos y mas fotos, pequeñas satisfacciones y mayores decepciones. Alguien me dijo no te preocupes tu haz fotos, muchas fotos verás como poco a poco todo mejora, en cierta medida eso fue cierto, ver, mirar y disparar , pero….había poca sustancia sobre todo cuando veía aquellas fotos de fotógrafos como Weston, Adams, y algunos otros (por aquel entonces no había muchas posibilidades como hoy con Internet, revistas de todo tipo, blogs, etc) era un lujo acceder a una revista por que en realidad había dos o tres y poco mas. Una cosa muy importante para mi siempre fue la lectura de todo tipo y en especial sobre fotografía, me fui haciendo con textos casi todos en Inglés que traduje como pude. Me empapé el Sistema de Zonas que me dio mucho en cuanto a técnica, en fin…. Un texto que caló profundamente y medió acceso a profundizar fue una entrevista a Minor White en la que hablaba de los “equivalentes” que el había descubierto a través de una propuesta de Stiegletz, o cuando decía que al fotografiar paisajes eran paisajes interiores si no recuerdo mal, eso si que fue un descubrimiento para mi. Luego el ver los trabajos de tantísimos fotógrafos como he podido ir viendo me ha ido proporcionando mi propia visión, que no es mejor ni peor que otra cualquiera, pero es la mía. Cuando veo una fotografía mía aun que no la considere buena por decir algo, la sensación que tengo al verla es que quien en realidad está allí presente soy yo.

Una cosa que me sucede cuando voy a un museo por poner un ejemplo y estoy delante de una obra, sobre todo en pintura me sucede, es que me encanta la sensación de ocupar el espacio en el que se desenvolvió el pintor delante del marco, aun que este se pintara en la Conchinchina, casi puedo notar el sonido de las pinceladas, ver como mezcla los colores.

Lo mismo me sucede al ver una de mis fotografía, mis fotografías sean de lo que sean al final son autorretratos en los que puedo (mas que notar) oír , sentir… y así en aquel paisaje estoy yo presente, en el retrato de cualquier persona que haya podido retratar también estoy yo, en medio de esa multitud o en ese paisaje desolado, esta no es una posición narcisista para nada, es una posición vital.

Así que pienso como dice Graciela Iturbide en una entrevista en la fundación Mapfre “La cámara es un pretexto para conocer mejor la vida y conocerme a mí”

En ese intento ando.

 

 


Comentarios

No hay comentarios publicados.
Cargando...
Suscripción
RSS
Archivar
Enero Febrero Marzo Abril May Junio (1) Julio (2) Agosto Septiembre (1) Octubre Noviembre Diciembre
Enero Febrero Marzo Abril May Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
Enero Febrero Marzo Abril (2) May (1) Junio Julio (1) Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre